EXPERTA EN COMUNICACIÓN

Vivimos en la era de la comunicación. Expresiones hasta hace poco infrecuentes resultan hoy básicas para el logro de objetivos: comunicación estratégica, comunicación transcultural, comunicación no verbal, comunicación paraverbal, comunicación teatral, comunicación interpersonal, comunicación organizacional,… Cada una de ellas se refiere a distintas dimensiones de la comunicación y desempeña un papel esencial en relación a la meta comunicativa perseguida. Sin embargo, la celeridad y complejidad de la actividad personal y profesional del día a día no siempre permite dedicar a la comunicación la toma de conciencia, la preparación y el entrenamiento que necesita para ser eficaz.

El valor que aporta un experto en comunicación en el ámbito de las relaciones interpersonales resulta muy rentable para la prevención, gestión y resolución de conflictos. Contar con el diagnóstico, el asesoramiento, la intervención y la formación de un experto en comunicación es la vía más rápida, directa y beneficiosa para prevenir los riesgos y problemas derivados de una comunicación ineficaz. La misión de un experto en comunicación es descubrir y potenciar recursos comunicativos, identificar y superar déficits y problemas de comunicación, adecuar el estilo de comunicación a los objetivos, generar conciencia sobre patrones de comunicación, entrenar, enriquecer y perfeccionar las habilidades de comunicación (verbales, no verbales y escritas), desvelar las creencias y valores ocultos en el intercambio comunicativo,… El experto en comunicación tiene un único fin: garantizar éxitos, que, sin una adecuada comunicación, nunca se conseguirán.

El valor que aporta un experto en comunicación en el ámbito de las relaciones interpersonales resulta muy rentable para la prevención, gestión y resolución de conflictos. Contar con el diagnóstico, el asesoramiento, la intervención y la formación de un experto en comunicación es la vía más rápida, directa y beneficiosa para prevenir los riesgos y problemas derivados de una comunicación ineficaz. La misión de un experto en comunicación es descubrir y potenciar recursos comunicativos, identificar y superar déficits y problemas de comunicación, adecuar el estilo de comunicación a los objetivos, generar conciencia sobre patrones de comunicación, entrenar, enriquecer y perfeccionar las habilidades de comunicación (verbales, no verbales y escritas), desvelar las creencias y valores ocultos en el intercambio comunicativo,… El experto en comunicación tiene un único fin: garantizar éxitos, que, sin una adecuada comunicación, nunca se conseguirán.

Nuestro modelo NSL para el tratamiento de conflictos a través de la comunicación conecta el lenguaje (verbal y no verbal) con el marco socio-cultural (contexto) y neurológico (pensamiento-emoción-acción) de las personas que intervienen en los procesos comunicativos. Identificamos las variables y patrones de comunicación que están interviniendo en el conflicto y evaluamos su impacto, asesoramos sobre los distintos abordajes posibles y actuamos, diseñando un plan de intervención o formación a medida de las necesidades detectadas y los fines propuestos.

Tradicionalmente la comunicación oral (verbal y no verbal) agotaba la comunicación interpersonal, pero, en una sociedad tan mediática como la actual, ya no es suficiente. La importancia de la comunicación escrita se ha multiplicado exponencialmente como consecuencia de la proliferación de los conflictos generados por ella, sin embargo, sigue siendo la cara oculta de la comunicación.

¿Eres consciente del volumen que la comunicación escrita representa en el conjunto de tu actividad personal, profesional y en la de tus equipos?, ¿qué nivel de in/satisfacción genera tu comunicación escrita?, ¿qué conflictos suele ocasionarte estos intercambios comunicativos?, ¿qué consecuencias tienen a corto-medio-largo plazo?, ¿qué estrategias de comunicación empleas para gestionar y resolver estos conflictos?; ¿cuáles son sus resultados?,…

El canal a través del cual se realiza el acto comunicativo determina los principios y requisitos que garantizan su eficacia. Desconocerlos generará inevitablemente conflictos. Desarrollar las habilidades para una comunicación escrita eficaz potencia la competencia comunicativa. Promover las sinergias de la comunicación oral y escrita es altamente recomendable y eficiente.

Ámbito de nuestros servicios

Prestamos nuestros servicios a nivel individual y organizacional. A nivel individual trabajamos la comunicación personal enriqueciéndola y mejorándola. La comunicación en el ámbito profesional y empresarial la desarrollamos potenciando la calidad de la interacción comunicativa de las personas intervinientes. En la comunicación internacional aplicamos el enfoque de la competencia transcultural.

Aplicamos el poder transformador de la comunicación a la prevención, gestión y resolución de conflictos en contextos especializados de negociación, mediación, cambio y transculturalidad. Ofrecemos calidad, profesionalidad y garantías.

Nuestro trabajo en organizaciones se proyecta en tres dimensiones: la interna (intradepartamental, entre departamentos y con equipos multidisciplinares de cualquier naturaleza), la externa (con otras organizaciones, proveedores, clientes o terceros) y la transcultural (empresas internacionales y en proceso de internacionalización, empresas con capital humano de distintas nacionalidades y/o culturas, proyectos y equipos con alguna variable internacional o intercultural, …). Este enfoque tridimensional nos permite abordar la problemática comunicativa que presente la empresa de manera integral, pero también específicamente en el ámbito concreto en que se esté produciendo el conflicto.

Nuestro trabajo en organizaciones se proyecta en tres dimensiones: la interna (intradepartamental, entre departamentos y con equipos multidisciplinares de cualquier naturaleza), la externa (con otras organizaciones, proveedores, clientes o terceros) y la transcultural (empresas internacionales y en proceso de internacionalización, empresas con capital humano de distintas nacionalidades y/o culturas, proyectos y equipos con alguna variable internacional o intercultural, …). Este enfoque tridimensional nos permite abordar la problemática comunicativa que presente la empresa de manera integral, pero también específicamente en el ámbito concreto en que se esté produciendo el conflicto.